Posted in Uncategorized

Mi familia

Un ingeniero, una escritora y un perro con un solo ojo. img_20161126_132329

Advertisements
Posted in Uncategorized

Gracias

Por lo nuevo y lo viejo,
por los ciclos abiertos y cerrados,
por la vida, la muerte y todo lo de en medio.

Familia y amigos que se mudaron de ciudad;
promesas que se hicieron,
que se rompieron, que se cumplieron.

Descubrimientos propios y ajenos,
que se entendieron y comprendieron,
que a la realidad cambiaron y mejoraron.

Mis 3 centavos de pensamiento,  de agradecimiento,
por un año más de avance.
Porque este año pudo haber sido todo lo malo, o todo lo bueno…
pero nunca se estancó en lo mismo.

Alguna vez fui agradecida con el clima,
después conocí lo que es vivir y comencé a ser agradecida con el cambio.

Posted in Te siento

02. Vivir contigo.

Quiero vivir contigo.
Deseo dormir bajo tus piernas y pasear a tu perro.
Dividir tus días en sonidos, porque solo en invierno escucho jazz.
El tocino truena en sábado y Diciembre tiene un aroma a canela.

Necesito imponer mi amor en tus rutinas.
Hacerte felíz con detalles que te impulsen a salir de la cama.
Cerrar tu ventana en frías noches y regresar a tu lado,
porque nadie calienta las cobijas mejor que yo.

Prepararé los platillos de tu madre, y me inventaré unos.
Cambiaré los cuadros de las paredes, y lo lamento, no tendras opinión en ello.
Calentar té, y escuchar tu día, las cosas agradables y las difíciles, porque nadie escucha tus penas mejor que yo.

Quiero vivir contigo, en un pueblo sobre la montaña.
Despedirte con un beso en la nariz, acomodar tu bufanda, y ver como desapareces entre los aires fríos de la mañana.

Posted in Te pienso

Las categorías

Los últimos días me llegó un pensamiento… sólo una hipótesis.

El valor que uno se otorga, es el mismo con el que valora a su entorno.

Todos valoramos a las personas de la misma manera en la que nos valoramos a nosotros mismos.
El humano siempre busca mejorar, ¿cierto? De una u otra manera, el ser humano busca renovarse en algúna de las siguientes categorías, si es que no he olvidado alguna:
-Socioeconómica
-Intelectual
-Moral
-Apariencia.

Estas categorías son las areas en las cuales cada quien busca desarrollarse constantemente. Todos los días giran en torno a progresar de manera económica, intelectual, moral o aparente.
Unos buscan sobresalir en su negocio, para conseguir una vida economicamente lujosa, otros quieren entender mejor el mundo en el que viven, buscando llenarse de conocimiento.
Hay quienes monitorean constantemente su ética, dándole un valor inmenso a la justicia diaria y quienes monitorean constantemente verse bien, manejando su imagen tanto física como intelectual ya sea en redes sociales, cuidando lo que dicen, o con vestimenta.

Considero que una persona de la categoría A dificilmente podrá entender la visión de alguien de la categoría B.
Es por eso que nos encontramos a veces pronunciando cosas como “no sé qué le ve” al juzgar otras parejas. Posiblemente no creamos que, por ejemplo, sea una pareja fructífera, porque uno de ellos sea holgazan y el otro muy trabajador… Pero puede que se complementen intelectual o moralmente… de alguna manera que no podamos percibir a simple vista.

Posted in Uncategorized


Mabell: “… Yo soy una gran decepción para mi familia.” 

Cheche: “Levante la mano quien no.” 

Nos miramos los unos a los otros, recordamos nuestas historias, y asentimos. 

Frente a una mesa llena de malos hábitos, en un tiempo socialmente mal empleado. 

Posted in Te siento

Este viernes entrante.

Esa mañana, el café, que siempre me sabe a gloria (o de ser de oficina, a infierno) no me supo a nada. El desayuno desprendía un aroma que no pude apreciar.

Llegando al trabajo me encuentro escribiendole a mi familia en el extranjero, dándoles la noticia, para que se prepararan psicológicamente.

“Este viernes, mi novio tendrá una segunda entrevista para un trabajo en Estados Unidos. Si le dan el trabajo… me casaré este mes.”
En un taller en San Bernardino causó una gran impresión en su entrevista del jueves pasado y le llamaron de nuevo para que hablara con el gerente.
“Si me dan el trabajo, tendríamos que ir por el papel de matrimonio… en cuestión de semanas. Para poder decir que estamos casados desde noviembre 2016”.

Sigo en estado de shock… no porque no lo viera venir, digo, es una relación de casi 6 años. Pero creo que siento que dejaré ir mucho. Las cosas no cambiarían drásticamente; por cuestiones legales, él tendría que seguir allá y yo continuar mi vida en el viejo México.
Pero ahora pasaría mis días comunes por ahí con un anillo que signifique algo,
Ahora mis registros contarán con una marca en el espacio de Casado/a y
ya no podré hablar de mi novio… sino de mi esposo.

Mi esposo. Mi marido.

Esas palabras que se sienten tan extrañas cuando las pronuncias por primera vez, después de un evento grande. Como cuando recién descubrí que me gustaban las mujeres, decir “soy bisexual” se sentía tan… nuevo. Tan extranjero a mí, pero por alguna razón estaba esa palabra viendome a la cara, implicando y estableciendo que vino a quedarse, y que debo hacerme a la idea a que en el bulto de palabras que son parte de mi vida y mi persona, estas son parte de ese bulto.

La escritora bisexual.
La alumna de artes.
La hija del carnicero.
La esposa del ingeniero.

Posted in Te pienso

Estos punzocortantes 24

La tierra de este año resultó ser en exceso fertil; tanto, que no dejan de crecer plantas. Ramas a izquierda y derecha, diestra y siniestra, atacan mi jardín.
Siempre he querido aprender de la vida para ser una mejor persona… tanto, que se volvió una obsesión.

“Caro… ¿por qué estás tan obsesionada con la perfección?”
Al principio creí que eran patrañas,  pero no duré más de dos segundos en negación.
“Si algo no te sale bien, cosas tan ridículas como que el cigarro se rompió poquito, lo tiras todo, lo rompes, porque tiene que estar perfecto.”

Rompí a llorar.

No es la obsesión hacia la perfección generalizada, sino que es la obsesión hacia la perfección de mi persona.

Todos mis 24 giraron en torno a ser una mejor persona, que entiende de sus errores, que acepta cuando se equivoca, que busca la mejor solución, y en el camino me deprimí cuando no cruzaban epifanías en mi caminar.
Descubrí lo que es ser feliz, y abandoné ese estado, porque terminé cayendo en un estado de conformidad genuina.
Aprendí a dejar de lado las cosas que hieren, y ahora aprendí que ser perfecta no me va a obsequiar el amor que no obtuve.
Lo único que queda ahora, es querer a quienes me quieren solo porque demuestro e intento ser una buena persona y amiga.